Cura Interior

Recientemente hicimos una reunión sobre la cura interior que ayudó a millares de mujeres en Brasil y en el mundo. Fueron muchos los feedbacks de mujeres que salieron de esta reunión completamente transformadas y estoy segura de que muchas aún están viendo los resultados. En Brasil, tuvimos alrededor de 9.000 mujeres adentro, afuera, en la calle, en el auditorio y en todos los lugares que fueron posibles; y aún así, muchas se tuvieron que ir porque no encontraron un lugar donde quedarse…

Fueron mujeres de todas las edades, casadas y solteras, viudas y divorciadas, madres e hijas. Ni siquiera todas tenían el mismo objetivo, incluso porque muchas llevaron a sus amigas y familiares; pero lo que ellas no esperaban es que ellas también aprenderían que necesitaban de cura interior.

Es común que las personas piensen que solo quién tiene traumas y complejos del pasado es el que necesita curar su interior. Sin embargo, la realidad es muy diferente. Todo el mundo necesita de esa cura.
cura_interiorCuando usted ve a una mujer bonita, voluptuosa, que llama la atención de los hombres y de las mujeres con su modo de vestir y de caminar. Usted normalmente tiene una de estas dos reacciones:

1. Usted cree que ella es vulgar y piensa que es mejor que los demás.
2. A usted le gustaría ser como ella y tener lo que ella tiene.

Lo que usted no se da cuenta es el por qué esa mujer bonita es así y por qué usted piensa de una de esas dos maneras…ambas necesitan de cura interior.

Ella porque necesita ser bonita para ganar la atención y tal vez, hasta valor. Es decir, ella precisa de su exterior para llamar la atención y ser valorizada. Es por eso que ella vive siendo esclava de su exterior, riéndose, haciendo dietas, castigándose con todo tipo de cirugía plástica y tratamientos de belleza. Y, cuando llegue a la edad madura, ella no va a aceptar y va a vivir intentando regresar el tiempo atrás, va a vivir para gastar su dinero con su exterior; el cual le será ingrato y solamente le traerá más tristezas…Su interior necesita de su exterior.

Y, ¿en cuánto a usted?

Usted que condena a esta mujer porque en el fondo se siente amenazada por ella, nutre una envidia dentro de sí y se vive comparando con las personas. La infelicidad ajena le trae más seguridad. Por eso, los diarios de espectáculo son tan populares. Las personas esperan que a las celebridades les vaya mal en el amor, e infelizmente, es eso lo que sucede muchas veces. Cuánta más atención la persona recibe, las personas le desean peores cosas. Son personas cuyo interior es inseguro y no consiguen verlo.

¿Sabe cuál sería la reacción de quién no necesita de cura interior?

Ella miraría para esta foto y no la condenaría ni la admiraría al igual que Jesús hizo con la mujer adúltera. Todo el mundo quería apedrearla por haber sido descubierta en flagrante adulterio, pero cuando la llevaron a Él no la condenó…Y, ¿sabe por qué? Porque Él estaba muy resuelto en Su interior y no precisaba hacer sentir a alguien inferior a Él para sentirse bien consigo mismo.

El Señor Jesús sabía del conflicto de aquella mujer…Y ¿usted sabe de los conflictos que las demás mujeres a nuestro alrededor sufren? Yo no sé de todas, pero simpatizo con todas incluso con las Jezabels. Espero que ustedes que me siguen hagan lo mismo, pues..¿quiénes somos nosotras para juzgar o condenar?

Quién fue curado internamente consigue comprender a quién no fue.

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *