Cura Interior

curaInteriorEl pasado 28 de Febrero comenzaron tanto en Madrid como en Barcelona, las nuevas Conferencias de “La Cura Interior”. Y a ambas ciudades acudieron decenas de mujeres en busca de esta tan necesaria cura.

Damiana Araújo, esposa del Obispo Gilberto Santana, comenzó hablando de aquellas mujeres que viven de las apariencias guardando en su interior verdaderos traumas, complejos y decepciones, que las convierten de inmediato en absolutas presas de su pasado.

Tania Machuca, presente en la conferencia de Madrid, es una de esas mujeres. A la edad de 5 años abusaron de ella, y desde entonces, cargaba dentro de sí un dolor y un rencor que influía de manera muy negativa en su día a día. Afortunadamente, Tania conoció el Proyecto Rahab. Nos cuenta que no fue fácil en absoluto, superar el pasado, pero logró perdonar tras asistir a varias reuniones Rahab, y poner en práctica todo lo que iba aprendiendo.

La primera persona a la que tuvo que perdonar fue a sí misma, y tras conseguirlo, hoy se siente liberada de todo lo demás.

Seguidamente viajamos con nuestra mente a la época de Jesús donde, había una mujer que tras pasar por 4 matrimonios fracasados, estaba conviviendo con un quinto hombre sin estar casada. Ella llegó a un pozo para coger agua, como era su costumbre diaria, la rutina que ya no tenía fin de la vida de una mujer sin rumbo y sin dirección, pero para su sorpresa allí estaba un Judío sentado. Él le pidió un vaso de agua, pero ¿cómo un judío podía estar pidiendo agua a una samaritana? No era normal aquella actitud. Respondió Jesús le dijo: Si tú conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice:

“Dame de beber”, tú le habrías pedido a El, y El te hubiera dado agua viva. (Juan 4:10)

Trascura_bar esta refl exión surge una pregunta para todos las asistentes: ¿Sabes lo que el Señor Jesús quiere de ti? Tu agua. Todas cargamos un agua y Dios quiere cambiar ese agua de amargura, dolor, rencor, rechazo por el agua de la vida: libertad, felicidad, alegría. Ese agua viva que fl uye de dentro de tu interior, y no se acaba nunca… que te satisface, que te hace feliz contigo misma, aún cuando nadie te presta atención.

Al fi nal se invitó a aquellas mujeres que querían intercambiar su agua por el Agua que Jesús tenía para ellas, a beber de ese agua viva.

La gran mayoría aprovechó esta oportunidad, para beber de ese Agua y dejar atrás todo su pasado. Rostros de libertad, de vida y de ganas de luchar, pudieron verse después de la oración de entrega, como fue el caso de Alba y Marcela:

“Cargaba traumas y tristezas de mi niñez, y he descubierto cosas que estaban ocultas en mi interior, pero en esta reunión pude superar todo. Hoy me siento muy bien, después de la oración y las orientaciones dadas”, nos contó Alba

 

“Me ha parecido muy importante la reunión de “La Cura Interior” porque muchas veces decimos que no tenemos nada guardado en nuestro interior o nada que superar, pero siempre hay algo. A través de los ejemplos, de la palabra dada y las oraciones, podemos apreciar el valor de poder recibir y ser parte de este momento, donde muchas mujeres han podido expresar tantas cosas que estaban guardadas en su interior. He salido fortalecida, libre y curada de todas las tristezas y cargas del pasado”, nos dijo Marcela.

Todas las mujeres fueron invitadas a hacer este curso de la Cura interior que comenzará el 7 de marzo a las 17 horas, en los centros de Familia Unida de Madrid y Barcelona.

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *